miércoles, 31 de marzo de 2010

Una primicia de La Nación


Encontrarme con esta nota en La Nación, con un título con taaaaanto gancho (principalmente para quién accede al diario por Internet; de hecho al momento de escribir este post es la segunda más leída del diario) me causó la misma sensación que, creo, tendría si leo en Clarín que los hijos de Herrera de Noble fueron apropiados. O que Ámbito escribiera que el libre mercado no funciona ni sirve y debe ser regulado. O, mucho peor, que Página/12 elogiara el proyecto de Macri contra los "trapitos".

Más allá que para ciertos medios cualquier cosa para pegarle al gobierno resulta útil, no me imaginaba que La Nación IBA A CUBRIR UNA MARCHA DE LA IZQUIERDA CONTRA EL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA. Disculpen mis gritos, pero son de sorpresa.

Es decir, estamos hablando de la tribuna de la derecha argentina, la cuna del pensamiento liberal (y el neo también) y el principal sostén de cuanto gobierno dictatorial haya gobernado este país. El que señaló como "doloroso" el default del 2001. Sí, el mismo diario. Pero bueno, en tiempos de "relativismos varios y contradicciones muchas", dirán los defensores del medio que esto no es nada. "En tiempos de ser opositores, cualquier bondi te deja bien", diremos acá.

Por lo pronto, Bartolomé Mitre (el primero, no el de ahora) se debe estar revolviendo en algún lado, al ver que su tribuna cede una página central, con un título muy ganchero (en otro momento, esto hubiese sido un simple pirulo bajo el título "la izquierda cortó Callao y provocó demoras a los automovilistas") a quien no quiere pagar la deuda externa.

Un párrafo para Pino: se ven demasiados piantavotos en esa marcha. Si seguimos con esta política de alianzas, volvemos al 5% del electorado, Pino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada