lunes, 29 de marzo de 2010

Un clásico de los medios: el refrito


Alguna vez se señaló que la Argentina es el país del eterno retorno. Si bien este humilde bloguero no recuerdo el autor de tan sesuda frase, bien podría aplicarse a la situación que viven actualmente los medios voceros de la oposición. 

Ya vimos cómo la espuma del Grupo A(juste) y las trapisondas de los Senadores del bloque que integra Carlos Menem han cesado. Claro, a la rápida fragmentación que experimentan (y que por el bien del país nunca tendrían que haber abandonado) sus iniciativas ¿parlamentarias? se suma la recuperación del gobierno, tanto en la agenda parlamentaria como así también en la gestión, producto de las "buenas noticias" que nos trae el modelo. Es imposible tapar el sol con las manos.

Entonces, llega la desesperación. Los editores de los diarios vaciadores de Papel Prensa no saben qué hacer. Encaran una semana corta, de casi nulo recorrido parlamentario, con "el viento de cola". "¿Qué hacemos? ¿Cedemos la iniciativa a los Monto?" Como la respuesta fue no, apelaron al famoso "plan b": el refrito. 

El refrito es un gran invento de los medios...para los propios medios, claro está. Permite llenar espacios sin recurrir a nuevos productos, sin tener que instalar un tema o protagonista. Así como en la TV pululan programas donde un grupo de opinadores, valga la redundancia, opina sobre algo que ya fue difundido por otro medio, en la gráfica se suele dar algo parecido. La versión de redacción del refrito es "che, qué te parece si salimos otra vez con...la última vez dio buenos resultados". Y así lo hacen.

Al clásico de Clarín de ayer con la inseguridad (se avecinan semanas de grandes robos, violaciones, secuestros y muertes, tengan cuidado que en este país nadie hace nada!), se suma hoy La Nación. En este caso en una nueva edición de "a pegarle al piquetero".

Si, volvieron a darle a Milagro Sala. De un modo muy burlo (por no decir burro), titulan la nota "Jujuy, una provincia bajo el poder de Milagro Sala", para luego decir lo siguiente:

La tensión se respira en el aire de la capital provincial. La Gobernación y la Legislatura están rodeadas por la policía. Los gremios estatales están de paro o en estado de alerta permanente. Las rutas provinciales, cortadas por piqueteros, y las calles de esta ciudad, tomadas cada día por dos, tres o más movilizaciones (primer párrafo, y "Milagrito no hizo nada").

Es un comienzo de año considerado "normal" para Jujuy, según oficialistas y opositores. Pero lo "normal" aquí adquirió ribetes violentos en las últimas semanas: los docentes simularon crucificarse frente a la Casa de Gobierno, tomaron la sede de Diputados y un anexo del Ministerio de Educación y fueron dispersados con balas de goma. (segundo párrafo, y Milagrito toma mate tranquila, laburando, como siempre, en la Tupac). 

En este clima enrarecido, sin embargo, las mayores preocupaciones para el gobierno del kirchnerista Walter Barrionuevo vienen del Sur. De uno lejano, ya que la suerte de la provincia depende en gran medida de la Casa Rosada, que provee casi el 90%de los recursos que necesita Jujuy cada año. Y de uno muy cercano, porque en Alto Comedero, barrio periférico de la capital, se asienta el poderío de la organización Tupac Amaru, de Milagro Sala, a la que no pocos funcionarios, políticos opositores y jujeños de a pie apodan "la gobernadora". No sólo por su poder local, sino porque en el gobierno nacional sus demandas suelen resolverse antes que las de Barrionuevo. (tercer párrafo y, lo segundo que nos queda claro después de la defensa de la coparticipación que hace el cronista, es que Milagro no hizo nada para que la miren así).

En ese lugar, Milagro Sala levantó un barrio de 1800 viviendas y ahora está construyendo una réplica del imponente Templo de Kalasasaya de Tiwanaku, con su puerta del sol y de la luna.(cuarto párrafo y lo que nos queda claro es que Milagro hizo algo que no hicieron quienes representan en el sistema republicano de gobierno a los jujeños; ah, y en una provincia donde la descendencia de la etnia Colla es muy alta, es altamente lógico que exista un templo replica del de Tiwanaku. Pero claro, si el cronista dice esto se le cae el argumento).

Conclusión: ¿Cual es la noticia, La Nación? ¿Por qué "amenaza" Milagro? Esperemos el diario de mañana, aunque difícilmente haya una respuesta. Mientras tanto, tengan cuidado: viene semana santa y...hay muchísimo pescado podrido en el mercado. Y ojo, te lo venden rebozado y refrito, para disimular. Pero el malestar estomacal es el mismo que tuviste la última vez que te la creiste. Si, los malestares también pueden volver en este, el país del eterno retorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada