martes, 2 de marzo de 2010

Apostillas del país virtual


En el país virtual las cosas están mal. Pésimas. Sino me creen, lean esta nota de Van der Kooy contándonos que otra vez nos empujan hacia el abismo. Tensión. Horas de tensión. Es "inminente el fin", dirá Biolcatti. 

Por suerte está Lilita (a quien próximamente le dedicaremos un post, se lo merece a esta altura), que firmó un convenio con el correo y puede enviar cartas documento a un bajo costo. Voy a ver si no me hace la gamba y me manda dos o tres, que por falta de guita, nunca llevé . Total, ¿qué le cuesta amenazar a dos o tres ñatos más, no?

Y Luisito Juez. Todavía no me quedó en claro si piensa formar un bloque con Nito Artaza o no. La verdad, será para visitar más seguido el Senado con estos dos. No van a hacer nada, pero va a estar muy bueno. Y de ahí, a la carrera presidencial. Ya imagino el slogan de campaña: "Nosotros hacemos...reir!" O presentando la fórmula en el Gran Rex con localidades agotadas en una producción que "no es de Gerardo Sofovich". 

Gracioso el cordobés. El correntino no tanto, medio que me cansó. Igual debe estar contento, el fondo de desendeudamiento es para que él cobre lo que le quedó en el corralito, no? En fin, tendrá plata para hacer campaña.

En el país virtual Clarín pide disculpas. El único. Tendrías que aprender, Cristina. Vés, ellos meten la pata y con un perdón solucionan todo. Todo se arregla con el perdón en el país virtual: represiones, desapariciones, pobreza, muertes por hambre, por gatillo fácil, abuso de menores, complicidad con dictaduras, vaciamientos, fuga de capitales. Todo.  En el país virtual, "Memoria Completa" es candidata al Nobel de la Paz. Y en el real quien sabe, eh, si lo ganó Obama...

Pero volviendo al triste presente virtual, la única buena es que Menem vuelve al Senado, para ganarle a la "diktadura". Por fin un estadista que decide regresar al ruedo. ¿Hace tiempo que asumió? Bueno, habrá tenido sus razones para el perfil bajo ("perfil bajo, puñal por la espalda", le dijo a los compañeros de bloque y los acostó la semana pasada). 

En el país virtual, se le perdonará a Menem que haya hipotecado/regalado/vendido todo y empobrecidos/hambreados/desocupados a todos. Claro, a cambio de levantar la mano y sacarle las comisiones a los "K". ¡Qué redención, carlitos! Vas a poder volver a caminar por las veredas de Recoleta sin que te insulten! 

Hablando de Recoleta, qué bueno que el jefe de gobierno de Barrio Parque dio un discurso de apertura de sesiones tan importante. Qué interesante todo lo que dijo! Está bueno cuando los discursos protocolares los escriben los publicistas, porque así no hay doble discurso, vio? Es decir, la campaña nunca termina. Las promesas, tampoco. En el país virtual, los discursos de campaña anti K son más que bienvenidos. 

Y claro, nada que ver con la otra, que fue al Congreso a recordar que existe un país real, donde la economía crece aunque "ellos" digan que su presidencia "es peor que la de isabelita", que elogian que paguemos la deuda que dejaron otros,  que la inversión crece, que la crisis mundial ya pasó por estas tierras aunque aún permanezca en  las que el país virtual elogia  por no tener gobiernos "populistas y demagogos".  Y que la pobreza bajó, concretamente, por acciones llevadas a cabo por su gobierno

Por lo anterior es que nos quedamos en el país virtual, donde todo se está por ir al joraca y tenemos de qué quejarnos. Al fin de cuentas, en tierras de opositores solo puede haber descontentos. Ya terminará la diktadura y volveremos a ser pobres y desocupados, pero dignos ciudadanos de un país europeo en el culo de América.

1 comentario:

  1. Excelente. Me encantó.
    Cada vez escribiendo mejor usted, ¿eh?

    ResponderEliminar