jueves, 21 de octubre de 2010

Otro joven muerto


No tengo ganas de escribir. Solo diré que es lamentable que en Argentina los jóvenes sigan muriendo para que, sobre sus cadáveres, se posicionen los burócratas eternos, tanto de derecha como de izquierda. El compromiso, la voluntad de querer cambiar el mundo, es otra cosa. Eso era lo que tenía Mariano. Y es lo que le falta a muchos dirigentes gremiales y partidarios que conducen a sus militantes a enfrentamientos sin sentido.

Recomiendo dos lecturas que escapan a los análisis comunes que poco dicen. La  primera es este post del amigo sindioses, sobre José Pedraza y otras cosas: "Yo mismo sufrí en carne propia tus aparateadas con armas, yo mismo observe como tus seguidores que vendían merca en barrio industrial andaban calzados como si fuera tu propio ejército. No podías actuar porque en la asambleas éramos miles". Leer post completo acá.


No nos acostumbremos a seguir enterrando jóvenes. Por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada